EntrenamientoRueda de prensaLiga BBVAHorarioParte Médico
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Cerrar aviso y continuar navegando
Coca-colaPatrocinador oficial del Levante UD
Copa:
Liga:
Temporada:
0
5
Levante UD
Jornada 8 / 19OCT2014
Ciutat de València
Real Madrid
José Luis Mendilibar
Carlo Ancelotti
 
Mariño
 
Iván López
 
Héctor Rodas
 
Rubén G.
 
Morales
 
Juanfran
 
Gavilán
 
V. Casadesús
 
Pedro López
 
P. Diop
 
Camarasa
 
Victor Pérez
 
Barral
 
Xumetra
 
Iker Casillas
 
Pepe
 
Ronaldo
 
Kross
 
James
 
Marcelo
 
Chicharito
 
Carvajal
 
Nacho
 
Modric
 
Alarcón
 
Illarramendi
 
Arbeloa
 
Medran
Tamaño del texto |
Imprimir
Cambios
Levante UD: Rubén G. (Xumetra, min.74), Gavilán (Victor Pérez, min.45), V. Casadesús (Barral, min.66)

Real Madrid: Kross (Illarramendi, min.68), Marcelo (Arbeloa, min.73), Modric (Medran, min.78)

Goles
0-1. Ronaldo, min. 12
0-2. Chicharito, min. 37
0-3. Ronaldo, min. 61
0-4. James, min. 66
0-5. Alarcón, min. 81


Árbitro: Ignacio Iglesias Villanueva.


Quizás todo lo que sucedió sobre el verde del Estadio Ciutat de València se sabía de antemano. Se sabía, y además de una manera más que clara, que el Real Madrid se proyecta, cuando sale a la contra con agujeros por los que colarse, y con el viento a favor, como un vendaval con capacidad para arrasar todo aquello que se materializa a su paso. Y quizás el mejor exponente fue el desarrollo de la diana que finalmente desconectó al Levante del partido. Isco salió desde su campo para conectar con Ronaldo. Cristiano hizo el resto. Sin poner la pausa controló, dejó en la cuneta a Héctor Rodas y a Juanfran y clavó el balón en la meta de Mariño. Se sabía que el Real Madrid te asesina a la contra, pero también se sabía que es capaz de manejar el partido acunando el esférico, tal y como demostró en diversos lances del choque, principalmente a través de las intervenciones de Kroos y Modric, y que el Levante, si pretendía rebatirle el contenido del enfrentamiento a un oponente plagado de virtudes debía mostrar un grado de perfección celestial y aprovechar sus momentos. Y tuvos dos instantes determinantes para regresar al partido. Quizás sea la noticia más esperanzadora de una derrota especialmente dolorosa ante lo abultado del marcador.

El Levante demostró personalidad tras la diana de Ronaldo que estuvo muy cerca de neutralizar Mariño en su estirada. El gol no desactivó el sistema nervioso del grupo local. El equipo no se descompuso, pese a que el tanto llegó con el encuentro todavía en maitines. Y no hay nada peor en este tipo de enfrentamientos y ante este tipo de adversarios que amanecer con un escenario tan hostil con un amplio recorrido por delante, pero el equipo granota no se desplomó. La escuadra que prepara Mendilibar quizás dibujó los minutos más estimulantes en este tramo de la confrontación. El Levante asomó la cabeza por las cercanías de Casillas. Se recompuso del golpe el atacante luso y comenzó a asociarse con el balón quizás para desmentir esa idea difundida ampliamente que advierte de su escasa querencia a sindicarse con el balón. Y quizás esa sea la perspectiva que hay que seguir en el relato de la competición liguera. Con el balón pegado a los pies, el Levante se atrevió a cuestionar el desarrollo del partido al Real Madrid. Perdida de vista la tenencia del balón, sufrió de lo lindo para mantenerse en pie.

Las ocasiones comenzaron a brotar. Un cabeza de Casadesús lamió la meta de Casillas. Y Rubén aprovechó una duda de Nacho para plantarse en el interior del área madridista aunque el punta rizó el rizo en lugar de mirar la meta del arquero de la Selección Española y buscar la diana de la igualada. No obstante, fue Camarasa quien soñó con restablecer el marcador tras empalar desde el punto de penalti un saque de esquina lanzado por Diop. Con Casillas batido, Modric sesgó las esperanzas levantinistas. El Levante tocaba y emergía desde atrás por medio de Gavilán y Morales, pero fue Chicharito quien amplió el grado de dificultad tras cabecear a bocajarro ante la mirada perdida de Mariño. El Madrid era devastador ante la portería contraria aunque ese aspecto no es novedoso en su curriculum. El Madrid acostumbra a gestiona los duelos con una facilidad pasmosa a base de golpes certeros. Máxime cuando aparece por la faz del verde Ronaldo.

El atacante luso advirtió de sus intenciones en la primera acción del partido aunque su disparo se marchó fuera de la portería local. A veces hay acciones que resulta un paradigma. Y este axioma se concretó sobre el verde del Ciutat. El portugués jerarquizó el partido con una actuación sobresaliente. Quince goles desde que naciera el curso. Para Ronaldo nunca hay citas menores. Por desgracia el Levante lo comprobó en la génesis y finalización de la tercera diana. Fue el gol que alejó a la escuadra local definitivamente del duelo. Quizás al Levante le faltara un punto de convicción y de fe en sus posibilidades en los dos instantes más determinantes de la cita. En cualquier caso, los goles de Chicharito y Ronaldo se convirtieron en una dura rémora para el espíritu algo maltrecho del equipo. James e Isco ampliaron las distancias ya en los minutos finales cuando todo estaba decidido en el Ciutat.



-->

Atlético Levante UD / Un futuro por conquistar #1909n5
Atlético Levante UD / Un futuro por conquistar #1909n5
23/10/2014
AmstelCoca-colaEAST unitedLaCaixaLevante WagenNikeValència, Terra i Mar